Home -  Agregar a favoritos -  Staff -  Contactenos
CINE  |  FESTIVALES  |  TELEVISIÓN  |  TEATRO  |  MÚSICA  |  VARIEDADES
TELEVISIÓN | 8/6
“CHAPECOENSE: LAS CLAVES OSCURAS DEL SINIESTRO”: REPARTIENDO CULPAS
CNN en Español estrena un documental sobre la tragedia aérea que enlutó a Brasil
 
 

 

El 28 de noviembre de 2016 una aeronave de la compañía boliviana LaMia colisionó contra un cerro del departamento de Antioquia en Colombia. El saldo: 71 muertos y 6 heridos. Casi todo el plantel del equipo brasileño Asociación Chapecoense de Fútbol falleció en el accidente.

“Chapecoense: Las claves oscuras del siniestro” es el episodio especial del serial DocuFilms que se estrena esta semana en varios canales de televisión por cable, aunque “yo le pondría de titular `la tormenta perfecta´, porque no se puede identificar a un único responsable”, dice Francho Barón, el corresponsal de CNN en Español que lideró la investigación sobre la tragedia.

“La tormenta perfecta” es un cúmulo de circunstancias simultáneas, externas e internas, que se conjugan para producir una catástrofe de tamaño colosal. Y ello se puede apreciar en este documental, que demandó más de un año de trabajo y recorrió seis países, y que se podrá ver desde este viernes en TruTV a las 11:45 hs, el sábado a la medianoche por I.Sat, en TNTSports el viernes 8 de junio a las 20 hs., y el domingo 10 de junio a las 21 hs. por CNN en Español.

En el accidente perecieron 19 futbolistas, el entrenador y 51 personas más entre el cuerpo técnico, directivos y periodistas. Sólo se salvaron seis personas: los futbolistas Helio Neto, Alan Ruschel y Jakson Follman; un periodista de Chapecó, Rafael Henzel y dos tripulantes bolivianos, Ximena Suárez y Erwin Tumiri.

La investigación oficial, encabezada por Colombia, concluyó en abril que LaMia era una compañía con múltiples deficiencias organizativas, económicas y operacionales que comprometían la seguridad de sus vuelos. También que la tripulación decidió seguir adelante con un vuelo que no contaba con el combustible necesario para llegar a su destino con garantías. Precisamente, fue esa falta de combustible la que provocó que los motores de la aeronave dejaran de funcionar, desencadenando el mortal accidente a pocos kilómetros del aeropuerto de destino. Sin embargo, poco o nada han dicho las autoridades colombianas, bolivianas y brasileñas sobre las circunstancias que precedieron el siniestro.

CNN en Español trabajó con más de 60 fuentes de 10 países y analizó cientos de documentos para reconstruir la historia de una aerolínea que sistemáticamente incurría en irregularidades. “Chapecoense: las claves oscuras del siniestro” trata de responder los interrogantes que surgieron luego del accidente.

En esta investigación, se reconstruyeron aspectos hasta ahora inéditos de la tragedia del Chapecoense. En algunos casos se constataron hechos injustificables, en otros, la verdad se ha mantenido oculta tras el silencio de testigos, tras la muerte de personas o tras el interés de organismos e instituciones.

Varias personas pasaron delante de la cámara y dieron su testimonio de lo ocurrido a Francho Barón. Entre ellos, la azafata Ximena Suárez Otterburg y el arquero Jackson Follmann, sobrevivientes del trágico vuelo; Freddy Bonilla, Secretario de Seguridad Aérea de Colombia; Ricardo Albacete, dueño del avión siniestrado; Celia Castedo, controladora aérea quien habría autorizado el vuelo; Luis Pallaoro, vicepresidente del club brasileño; Luiz Palaoro, vicepresidente jurídico del Chapecoense; Roberta Da Silva y Rosângela Loureiro, viudas del periodista Edson Luiz Ebeliny y del entonces capitán del equipo, Cléber Santana, respectivamente; el periodista brasileño Rafael Henzel; e Iván Carlos Agnoletto, el periodista quien a última hora decidió no abordar el vuelo y le cedió su asiento a un compañero de la radio en la que trabaja; entre otros.

- ¿Alguno de los entrevistados le pareció que no era sincero?, le preguntó La Butaca a Francho Barón.

- “Nosotros pretendemos que quienes vean este trabajo sean ellas mismas que en determinado punto intenten determinar que había de verdad y que de mentira en esta historia. CNN no es juez ni especula quién tiene la razón. Le hemos dado voz a todas las partes y es muy fácil de identificar en algunos casos una conclusión clara de quién mintió. En otros casos eso no queda tan claro. La justicia debe dar el último empujón a esta investigación para responder a esas sutilezas que tú refieres. Me alegro mucho que extraigas esa conclusión porque ese es uno de los objetivos: que se pueda leer entre líneas y entender algunas cosas que nosotros no podemos decir”.

“El documental está muy pegado a los hechos. Nosotros no especulamos. Todo lo que mostramos fue confirmado por diferentes fuentes y no hemos dejado ni medio milímetro de margen de error”, continúa Francho.

Si bien admite que no recibió amenazas por la investigación, asegura que “sí recibimos presiones, en algunos casos, para que las cosas se cuenten de determinada forma o para que omitamos determinadas informaciones. En algún país notamos mayor reticencia y situaciones menos cómodas para trabajar y no nos hemos sentido ciento por ciento libres”.

El periodista cuenta que “la investigación arrancó a principios de 2017. Cuando se produce el accidente, desplegamos a varios equipos en Colombia y yo fui a Chapecó. Eso fue un primer paso para tomarle la temperatura al caso y ver si valía la pena entrar en una investigación más profunda”.

Franco entiende que “este caso es único porque implica a varios países. No fue un accidente de una compañía boliviana en territorio boliviano con pasajeros bolivianos. Hablamos de un avión de bandera boliviana que se estrella en Colombia, con un equipo de fútbol brasileño. Ahí entran en juego los poderes judiciales de esos tres países. Una investigación oficial liderada por Colombia, esta investigación nos llevó a Venezuela, entender el pasado de la empresa en ese país, como se articula con lo que pasó en Bolivia, cual fue el enfoque que Colombia le quiso dar al esta investigación, que papel jugó Brasil en todo esto… Encajar esas piezas del rompecabezas ha sido lo más complicado de todo y articular tantos elementos ha sido un desafío”.

“En el documental hay elementos que se hacen públicos y que nadie conocía”, dice el investigador y pide disculpas por tener “limitaciones para emitir juicios sobre lo que muestra el documental”. “La Aeronáutica Civil de Colombia hace un primer informe preliminar en el cual, la principal conclusión es que el avión se accidentó por falta de combustible y que había fallos en el plan de vuelo. Se compromete a enviar un informe final en abril 2017 pero lo hace un año después, donde el 90 por ciento del mismo se apoya en documentos e insiste y subraya la responsabilidad en la aerolínea y en la tripulación”, comenta.

“Cuando una compañía aérea incurre en irregularidades es porque hay una ausencia o fallos en el control al que fueron sometidos. Y acá los fallos no fueron en un solo país, sino en varios. Para que esto no vuelva a suceder, se deben reforzar de manera rigurosa los controles y así evitar que compañías con escasos medios, recursos financieros, humanos y de control interno, puedan volar con la facilidad que lo hizo esa aerolínea”, reflexiona Barón sobre la empresa que en 2016 transportó a la selección argentina de fútbol, así como lo hizo con las de Brasil y Venezuela.

El documental tuvo un impacto especial en el periodista, quien admitió que “lo que más me marcó del documental fue haber estado con hijos y nietos de fallecidos un mes después del accidente y ver estos `chavales´ que todavía no entendían muy bien en qué situación estaban, al igual que las viudas”.

“El Chapecoense no es un equipo cualquiera. Ha encarnado la superación, la fuerza de voluntad, el trabajo bien hecho, el cómo desde muy abajo se puede alcanzar el éxito cuando hay voluntad de ello. El impacto que pudo tener en los aficionados de la región es evidente. Por eso pensamos que este documental se lo merecen no sólo los familiares de las víctimas, sino también a esos miles de aficionados que asistieron a este hecho”, finaliza Francho Berón.

 

MERCEDES BENÍTEZ – mbenitez@labutaca.com.ar | @Mercyty
 

 

La Butaca ®                                                               

                      Todos los derechos reservados                                          Propietarios: Mercedes Benítez | Hernán Obregón                

                     Edición Nº 40899 – 10 de agosto de 2018                               D.N.D.A.: 5352421 | I.N.P.I.: 2906805                                          

                      Av. Estado de Israel 4713 – P.B. – Depto. C                       Dir. Responsables: Mercedes Benítez | Hernán Obregón     

seguinos en facebook seguinos en Twitter seguinos en Instagram Canal de youtube